Vacacioneando…

Vacacionear es un verbo de esos que a mí me gusta inventarme porque en realidad no está descrito en la RAE pero es por pura desidia, porque cuando un@ tiene vacaciones, vacacionea.
Qué se necesita para poder vacacionear:
-         Lo primero es haber trabajado en alguna medida durante el año, ya que si no es así tu vida es un vacacioneo constante.
-          Lo segundo que quiere decir es que paras de trabajar temporalmente para dedicar el tiempo a otras actividades.
…y hasta aquí el significado literal.

Hay quien tiene vacaciones pero no vacacionea…es decir, se van a un lugar relativamente cercano pero  no desconecta…no dedica su tiempo a otras actividades o solo parcialmente. Me refiero a aquell@s que tienen su lugar de vacaciones en el mismo lugar que sus adláteres y amig@s, se ven con ell@s para comer y cenar y hablan de lo mismo que hablan cada día. Es el caso de las personas que ves con el portátil a cuestas por la playa o en la barca de turno para contestar unos mails. Esto no es vacacionear…es un simulacro de vacaciones. La mente sigue a piñón con las mismas cosas de siempre…solo cambia el paisaje….que ya es algo…pero no llega al nivel de vacacionear.

También hay quien se va a pasar esos días de asueto al pueblo o ciudad de la que procede y vuelve con más dolores de cabeza que los que se llevó, ver a la familia puede ser muy grato y a la vez estresante…todo depende del grado de implicación que tengamos al llegar allí. Puede ser un grato vacacioneo y puede ser el más negro de los infiernos…eso ya depende de cada cual. Desde luego en este caso se desconecta de lo cotidiano…lo cual es un gran punto a favor para el vacacioneo, aunque sea porque acabamos hasta el moño de la situación y estamos deseando volver a casa.
Pero el real vacacioneador es aquel que estando donde esté se desinhibe de todo y se comporta como un guiri. Supongo que habréis visto alguna vez un/a guiri de esos a los que les importa un pepino lo que piensen los demás mientras disfruta de lo lindo en una colchoneta con forma de cocodrilo a dos palmos de la orilla. (Disculpad tanta referencia marítima pero es donde yo vacacioneo más a gusto) En fin...los habéis visto ¿no? Eso es vacacionear…dejarse llevar por las olas…beberse una sangría “tipical spanish” y tomarse un helado a media tarde…aunque llueva, ell@s llevan sus chubasqueros y se toman el helado igual, porque están de vacaciones.
Y siempre he dicho que me gusta sentirme guiri…he viajado por ¼ de mundo pero no hay mejor lugar para ello que el centro de Barcelona…si te malvistes, con tu cámara colgada del cuello y llevas un granizado en la mano pasa por ellos y hasta te hablan en inglés jjajaja…
Pero bueno hablamos de vacacionear y para ello no hace falta marcharse a lugares lejanos en los que por imperativo no puedes seguir con tu mente ocupada en lo cotidiano,  sino mantener una actitud durante unos días que te haga sentir libre de toda atadura trivial y te permita disfrutar de tu familia, tus niños, tus amig@s  o tu propia soledad. Somos dueños de nuestra mente y nuestro tiempo y podemos vacacionear hasta desde casa, aunque darse una vuelta siempre venga bien.
Daros cuenta que mis últimos post de buenos días en Sin Ansiedad han sido cada día desde un lugar del mundo y trasladarnos a ese lugar es tremendamente fácil. El mundo está lleno de bellezas que explorar, pero nuestro día a día nos impide explorar nuestro mundo, cuántas veces viene alguien a visitarnos y no sabemos qué enseñarle.... A veces vacacionear puede tan solo significar que llegue un día en el que abandonemos nuestros ojos de lo cotidiano y los fijemos en aquello que “nos perdemos” cada día.
Tal vez después podamos apreciar la vida de una forma más plena y la vida se convierta en un vacacionear a ratos. Esto puede hacerse mediante un sencillo ritual en el cual todo lo que hay en la casa te va a ser nuevo..la mente es fácil de engañar…Hacer como si llegases a esa casa procedente de un largo viaje…volviendo del aeropuerto al que has podido ir antes con el fin de llegar a “Tu destino”, busca un mapa, localiza tus intereses, ves al teatro, a las playas, a los museos…contrata un tour para guiris…Hay mil maneras de no estar, estando, en el lugar de siempre sin caer en las rutinas febriles de trabajo. Relajando mente y cuerpo.
Vacacionear es una actitud…Si puedes salir a hacer km. Ves y aprovecha la oportunidad siempre y cuando llegues a una zona sin wifi ni cobertura o seas capaz de hacer caso omiso de ellas. Si no, vacacionea en tu casa o en casa de tus parientes, desconecta, diviértete y disfruta de la vida, que para eso está.
Sea como sea Vacionea bien y vuelve con ganas!!!
Felices vacaciones!!!
Espero vuestros comentarios.
Bss
Macarena