¿Cómo era cuando tenía ansiedad?

¿Cómo era cuando yo tenía ansiedad?

En realidad ataques de pánico propiamente dichos tuve ocho o nueve…no muchos comparados con la cantidad que tienen algún@s de mis pacientes actualmente…Hay personas que sufren aquel dolor, aquella falta de vida, aquella despersonalización…aquel no importarte nada que sucederá porque tu ya te mueres cada día, aquellas sensaciones físicas de falta de aire, de esfuerzo y sudoración hasta morir... de hormigueos por las extremidades, taquicardia que me tumbaba …y un miedo a esa muerte que no se correspondía con mi comportamiento... impresionantes…En un momento determinado me levanté de la cama y  dije …” me voy al hospital…me voy a morir…pero vosotros no os preocupéis…¿ En que cabeza cabe? ...Evidentemente saltaron todas las alarmas por una noche..Una noche en que una enfermera después de meterme algo bajo la lengua me dijo ..”Tienes que vivir más tranquila...” Ya ves…jajja mi vida era “perfecta” y evidentemente no entendí nada…  Con los años la cosa fue a peor…no tenía ataques de ansiedad recurrentes porque de forma inconsciente no me exponía a situaciones que pudiesen en mi mente darme miedo, podía ir a trabajar (en mi espacio de riesgo), podía mantener relaciones sociales  siempre con gente conocida con facilidad…tampoco me di mucha cuenta de cómo iba dejando de hacer cosas pero aunque no me diese cuenta paso…y dejé de hacer cosas, como por ejemplo, y entre otras, hablar por teléfono ( podía llamar a mis clientes pero me costaba un montón contestar o recibir llamada de personas desconocidas)… dejé de trabajar,  dejé de tener proyectos personales, dejé que otr@s manejaran mi vida …si…yo podía como buena manipuladora controlar las suyas con mis demandas…pero eso solo era una “coartada” y yo interiormente lo sabía…finalmente dejé de ser yo para convertirme en una persona absolutamente dependiente . Mi  último ataque de pánico ya veintitantos me dijo que ahí había algo más que solucionar y aprovechando la oportunidad, el tiempo y la ocasión estudié psicología con la intención de entender qué era exactamente lo que me estaba pasando…bueno…eso me dio algunas respuestas…pero no sanó mi ansiedad. Fue cuando estaba acabando la carrera cuando hice grandes “descubrimientos”  así como con mi formación posterior. Todo esto y conversaciones con una amiga me hicieron llegar a una terapeuta psicoanalítica que hizo su trabajo…esperar hasta que le contase lo que realmente me inquietaba…durante dos largos años a visita semanal…(porque yo convencida de que mi vida era perfecta y había cosas intocables... no supe verlo de otra manera hasta que lo vi) y apuntarme cosas para pensar y yo soy muy trabajadora…de manera que trabajaba siempre…como buena neurótica…Pero esto ya es parte de la otra historia…¿Cómo conseguí salir de ahí?
Seguimos mañana…
Besos corazones!!!