CONTRA LA ANSIEDAD UNA DIETA SALUDABLE


Hoy abro una nueva sección: Ansiedad y alimentación.

Los síntomas de la ansiedad son tan molestos y destructivos que llevan, con el tiempo, incluso a un impacto de la salud física. Es por esto que es importante encontrar una manera de acercarse a la causa de estos problemas e intentar combatirlos antes de que sea tarde.

En momentos de estrés el organismo consume los nutrientes más rápido y si no se reemplazan, el sistema nervioso pierde progresivamente sus recursos y la ansiedad gana terreno. Es por esto que es importante tener una dieta saludable – rica en hidratos de carbono complejos, como los que se encuentran en el pan integral y arroz integral que pueden tener un efecto calmante. También se deben incluir los ácidos grasos esenciales (de cereales integrales, frutos secos, semillas y legumbres), vitaminas (especialmente del complejo B) y minerales con el fin de apoyar el sistema nervioso. Es preferible comer poco y a menudo durante el día, con el fin de mantener el nivel de azúcar en la sangre constante. Y es recomendable mantener el equilibrio entre los períodos de descanso, ejercicio y actividades recreativas para sentirse mejor y tener una actitud positiva ante la vida.
La ansiedad aumenta o disminuye el apetito. Es recomendable elegir alimentos ricos en vitaminas del complejo B, vitamina E, calcio y magnesio, teniendo en cuenta que su falta puede conducir a la ansiedad. También es bueno reducir la ingesta de azúcar y comer menos productos alimenticios a base de harina blanca; evitar el alcohol y las bebidas con cafeína. En lugar de esto, es mejor beber agua mineral, jugos de frutas o infusiones de plantas.

Espero vuestros comentarios.
Recordad que si introducís vuestro mail os llegarán automáticamente todas las publicaciones del blog.