¿Tienes voluntad para superar la ansiedad?

Einstein decía: “ hay una fuerza motriz más poderosa que el vapor, la electricidad y la energía atómica: la voluntad”

Si una cosa se necesita para salir de la ansiedad es la voluntad férrea de hacerlo, sin embargo el miedo es tan perverso que secuestra tu voluntad y tu fuerza para conseguir vivir sin él.
Tu mente, tus pensamientos recurrentes y tu constante diálogo catastrofista contigo mism@, el lenguaje negativo, incongruente y confuso  que utilizas tan a menudo en tu diálogo interno, son los responsables de tu falta de voluntad para afrontar la ansiedad.

Pero, ¿es posible alimentar tu voluntad?

Aquí tienes tres pautas que te ayudarán a fortalecer tu voluntad para afrontar la ansiedad con más fuerza y efectividad pero también para no boicotear cualquiera de tus sueños y objetivos.

Plantéate tus metas en positivo: Tu subconsciente elimina la palabra NO de todas tus frase de manera que si te digo no pienses en un elefante rosa ¿en qué piensas automáticamente? En un el elefante rosa! Por este motivo cuando tu te propones “no volveré tener miedo cuando vaya al centro comercial” tu subconsciente no te va a ayudar. Así las cosas es mejor cambiar el diálogo interno con frases como “hoy voy a sentirme bien en el centro comercial” 
Este es solo un ejemplo pero en tu vida cotidiana seguro que encuentras muchas formas de formular en positivo tus pensamientos respecto a la ansiedad.

Háblate bien: Los “peros”, los” Y si..” y los “es que”, forman parte de tu vocabulario habitual. Elimínalos temporalmente. Prueba primero a pasar una semana sin ellos y luego me cuentas…

En cuanto a los a la expresión “tengo que” Es mil veces mejor que utilices tu deseo como motor y QUIERAS hacer las cosas, así que prueba con frases que empiecen por “quiero” aunque sean cosas que no apetecen  como “quiero ir al centro comercial a buscar lechugas” en lugar de “tengo que ir al centro comercial a buscar lechugas”

Todo lo que te dices a ti mism@ se lo dices a tu inconsciente así que ¡aprovéchalo!

Si tienes que evitar algo evita tus creencias limitantes: Pensar que no puedes, que no lo lograrás, que te falta constancia o autodisciplina es entrar en un rueda que solo hace que boicotear tu voluntad alimentando el desánimo.

Utiliza la palabra SIN EMBARGO como una herramienta.  “Hoy estaba desanimad@ para ir al centro comercial, sin embargo mañana podré hacerlo” Esta herramienta te abrirá la mente a otras posibilidades positivas y no menoscabará tu voluntad. Utilízala!

Recuerda que eres un/a VALIENTE porque a pesar de sentir miedo te enfrentas a él y sigues adelante. Aprovecha pues las “armas” que te ofrezco para que tu lucha sea más eficaz.

Con tu voluntad firme y decidida no hay nada que pueda pararte!

¿Quieres que toque algún tema en especial? ¿Algo que te interese o te atormente? Escríbelo en los comentarios  y te contestaré, así entre l@s dos  ayudaremos a tod@s.